Descarga de Aguas Residuales

El Cambio Climático y la Acidificación del Océano han causado una variedad de presiones junto a los estresores locales que afecta la calidad de la vida marina, este problema ha sido un gran reto para los restauradores de arrecifes de coral. La vulnerabilidad de este ecosistema debe ser considerada en los marcos legales para mejorar la resiliencia y direccionar las intervenciones para reducir estas amenazas. Dentro de las causas que generan un alto impacto a la vulnerabilidad de estos organismos, se encuentran las actividades antropocéntricas. Los estresores locales como la sobrepesca, la contaminación, sedimentación y descargas de aguas residuales contribuyen con el cambio climático y la acidificación del océano a la degradación de los ecosistemas marinos. Estas actividades también afectan los procesos biológicos en la recuperación y disminución de la resiliencia en los arrecifes de corales y otros ecosistemas asociados. 

Los Arrecifes de Coral son ecosistemas importantes para la población local, proveen diversos servicios ambientales que cubren sus necesidades, entre los más importantes se encuentran la producción pesquera, la protección de la zona costera y el turismo local por su belleza escénica. Sin embargo, la entrada de aguas residuales, que ha sido resultado de las actividades antropocéntricas, afecta estos servicios ambientales que ofrecen a la población local y a la vida marina. El uso incorrecto y el mal manejo de las descargas de aguas residuales, produce un exceso de nutrientes que pueden interrumpir los procesos biológicos de los corales contra la competencia de macroalgas u otros seres marinos por espacio, luz y alimento.

La contaminación de las descargas de aguas residuales que entra al Mar Caribe es alarmante, cerca del 85% no ha sido tratada y ha ocasionado cambios en el medio ambiente y una baja calidad en la composición del agua. Como resultado del crecimiento poblacional, el desarrollo urbano ha cambiado constantemente el uso de suelo y vegetación del paisaje, lo cual ha permitido un incremento en la entrada de escorrentías al océano provenientes de la tierra.  La descarga de aguas residuales sin tratamiento contiene altos porcentajes de productos de petróleo, metales pesados, partículas suspendidas, nutrientes inorgánicos entre otras toxinas, así como el aumento en los altos niveles de nutrientes orgánicos, fertilizantes, pesticidas, entre otros que han sido arrastrados de los campos agrícolas. De manera que el exceso de estos nutrientes, provoca la disminución de oxígeno e incrementa la producción de fósforo y nitrógeno en el océano, este proceso, conocido como eutroficación facilita el crecimiento de otros seres vivos en los arrecifes de coral.

Protejamos las Maravillas del Mar: abril 2019Esquema explicativo del fenómeno de la eutrofización. Fuente: Greenteach.es

Estudios científicos muestran que hay evidencia de sedimentación de partículas suspendidas, enriquecimiento de nutrientes  y contaminación por bacterias en los arrecifes de coral, cuya fuente principal provienen de los diferentes hoteles que se encuentran a lo largo de la zona costera. Los sedimentos de las partículas sólidas que provienen de las escorrentías son depositados en los pólipos de los corales e interrumpe los procesos biológicos en el crecimiento, reproducción y alimentación. Incluso permite la entrada de patógenos al ecosistema como el caso de Serratia marcescens, la cual está asociada a la enfermedad de la banda blanca en los arrecifes de coral. Y el exceso de nutrientes, aumenta la proliferación de macroalgas y de otros invertebrados marinos como las esponjas, tunicados marinos, briozoarios, y reduce la diversidad y abundancia de corales constructores de arrecifes.

De igual manera, la contaminación causada por descarga de aguas residuales facilita los eventos de blanqueamiento y otras enfermedades. Los altos niveles de nitrógeno y fosforo pueden duplicar la cantidad de eventos de blanqueamiento, mientras que el exceso de nutrientes puede provocar diversas enfermedades. En una investigación sobre el efecto de las aguas residuales en los arrecifes de coral, los científicos encontraron que la enfermedad de la banda negra causada por las escorrentías se presentó en un 50% de los corales, y el resultado de la disminución de esta enfermedad se relacionó cuando se detuvo la entrada de nutrientes, esta evidencia demostró que los nutrientes facilitan el crecimiento de patógenos en los arrecifes de coral. Quizás, la única solución de detener estos factores de estrés es mediante la toma de decisiones para conservar la resiliencia de los arrecifes de coral, así como de mejorar la calidad de agua por medio del tratamiento de los contaminantes que ingresan al océano. Sin embargo, aunque esto parezca ser el reto más grande para los investigadores y restauradores de coral, es necesario implementar medidas que controlen la descarga de aguas residuales, ya que ha sido una de las principales causas que afecta la salud de los arrecifes de coral.

Cualquier cambio en las condiciones físicas y químicas, alteran los rangos de crecimiento y supervivencia en los arrecifes de coral (Johannes and Betzer, 1975; Endean, 1976; Pearson, 1981; Pastorok and Bilyard). La contaminación que destruye a los corales hermatípicos, amenaza de igual manera a las especies dependientes de los arrecifes de coral para su protección, alimentación y refugio, aumentando las tasas de mortalidad y extinción (Johannes, 1995). Por otra parte, los efectos de las toxinas se pueden potencializar cuando hay un incremento en la temperatura de la superficie del mar, estos efectos son rápidos y disminuyen la solubilidad de estas toxinas, lo cual crea un conjunto de cambios negativos para los arrecifes de coral.

Actualmente, los científicos en la restauración y conservación de los arrecifes de coral se han esforzado en el manejo y control de las presiones y estresores locales que hacen a estos ecosistemas vulnerables, incluyendo a las comunidades locales que dependen de ellos. En resumen, los arrecifes de coral son vulnerables al cambio climático, acidificación de océanos y a las actividades antropocéntricas (ej. Sobrepesca, contaminación, deforestación, descarga de aguas residuales, entre otros). El reto para reducir esos estresores y dar soporte a la resiliencia de los arrecifes de coral de estas amenazas han sido estudiados por diferentes instituciones de investigación, gobiernos y organizaciones no gubernamentales. El enfoque a la resiliencia podrá proveer un uso correcto de los recursos naturales y el aprovechamiento que a su vez sostengan la conservación. El Manejo Adaptativo Basado en la Resiliencia (ABRM por sus siglas en inglés) ha sido desarrollado por una variedad de estudios multidisciplinarios que solamente puede ser exitoso si se integran los principios fundamentales que dañan a estos ecosistemas, tomando en cuenta la participación local, empresas privadas y el sector público para colaborar en conjunto.

Referencias

  • Hausheer, Justine. “Sewage Pollution: A Significant Threat to Coral Reefs.” 2015.
  • Pastorok, Robert & Bilyard, Gordon. “Effects of sewage pollution on coral-reef communities.” Tetra Tech, Inc..Bellevue, Washington. 
  • Wear, S.L. and R. Vega-Thurber. “Mitigation Is Key For Coral Reef Stewardship.” Reef Resilience. 2015. 
  • Alsabah, N. 2017.Impact of Sewage Discharge on Coral Reefs. The International Journal of Engineering and Sciences. 6. 09-13 pp
  • Torres-Alvarado, M. R y Galva-Benítez, L.G. 2012. Nutrientes en Arrecifes de Coral. Un caso de estudio. Revista ContactoS. No 85. México. 45-50 pp
  • Large study shows pollution impact on coral reefs and offers solutions. News and Research Communications. 
  • Johannes, R. E. (1975). Pollution and degradation of coral reef communities. In: Ferguson Wood, E. J., Johannes, R. E. (ed.) Tropical marine pollution. Elsevier, Amsterdam, p. 13-51
  • Johannes, R. E., Betzer. S. B. (1975). Introduction: marine communities respond differently to pollution in the tropics 188 Mar. Ecol. Prog. S er, 21: 175-189. 1985 than at higher latitudes. In: Ferguson Wood, E. J. Johannes, R. E. (ed.) Tropical marine pollution. Elsevier, Amsterdam, p. 1-12
  • Endean, R. (1976). Destruction and recovery of coral reef communities. In: Jones, 0. A., Endean, R. (ed.) Biology and geology of coral reefs, Vol. 3, Biol. 2. Academic hess, London, p. 215-254
  • Pearson, R. G. (1981). Recovery and recolonization of coral reefs. Mar. Ecol. Prog. Ser. 4: 105-122